BERROAS CAFÉ GEISHA

Nuestra Historia:

En el año 1940, Don Fernando Berroa adquirió la Finca Valle Verde en la comunidad de Volcán, lo que hoy es el distrito de Tierras Altas, específicamente en Silla Pando, dedicándose a la ganadería y llegando a ser uno de los principales productores de leche del país y de la raza de ganado Pardo Suizo.

En el año 1950, incursionó en el cultivo del rubro del café con la variedad arábiga, permitiéndole ser socio, en aquel momento, del café Princesa Janca. Don Fernando, continuó con la producción de café hasta el año 1968, cuando el sembradío sufrió un incendio que lo destruyó en su totalidad causando la interrupción de la caficultura en la hacienda.

El Sr. Adán Berroa García, hijo de Don Fernando Berroa, obtuvo parte de la Finca Valle Verde, manteniendo la actividad de cría y ceba de ganado siguiendo con una tradición de más de 50 años, pero sin olvidar la vocación cafetalera de su tierra.

En el año 2014, el Sr. Adán Berroa García junto a sus hijos Fernando Berroa Jované y Ricardo Berroa Jované, decidieron incursionar en la plantación de café, aprovechando las características naturales de la hacienda, cuya altitud es mayor a los 1,700 metros sobre el nivel del mar, dentro de una zona regional ideal para la siembra de cafés especiales; además, motivados por el auge que tiene la variedad Geisha, como consecuencia del éxito conseguido en el orden internacional entre los amantes del café, quienes la han destacado como una de las variedades más exclusivas.

Por ahora la cosecha es 100% de la variedad Geisha lográndose admirables resultados, pero para el año 2022 está proyectada la primera cosecha de la variedad Pacamara también cautivadora de los gustos más exigentes.  El objetivo es producir estas variedades de cafés, las cuales, por su noble calidad hacen que Panamá esté posesionado como uno de los mejores productores de cafés especiales del mundo y de esta manera, la familia Berroa, busca contribuir con cultivos de excelencia que engrandezcan a nuestro país.